ESPAÑOL

 

ENGLISH

42 visitantes y 0 miembros conectados. Conviértase en miembro privilegiado pulsando aquí

Búsqueda de un escudo: (sin acentos ni "ñ"):
  Principal  | • | • | [Anónimo - Connexion] | • | • | Desconectar | • | • | Ayuda
Localizador
Ultimas 24 horas
Páginas vistas en las últimas 24 horas : 53 810
Actividad
Visitas desde el 24/05/2005:
53 630 015
  • Miembros : 72 798
  • Artículos : 25
  • Foros : 7
  • Sujetos : 1
  • Críticas : 49

Top 10  
Estadísticas

Nuestros dominios
- heraldicahispana.es (nuevo)
- heraldica-hispana.com
- heraldicahispana.com
- heraldicahispana.eu
- heraldicahispana.info
- heraldicahispana.net
- heraldicahispana.org
Galería de imágenes de escudos heráldicos en heraldicahispana.com
Resultados exactos o más aproximados: 1 de un total de 17072 registros.
• Cora 2
     
 
 
 
© heraldicahispana.com 1995-2018
 
Cora 2
 
 

 
 

Cora

Nos hallamos ante una de las cuatro familias principales vivarienses con casa solar en la Torre de Gerdiz, (parroquia de Sta. María de Gerdiz, municipio de Orol, partido judicial de Vivero). Tampoco faltan quienes consideran solar primitivo de los Cora, la llamada casa de Pazo, en la (parroquia de San Pedro de Vivero, donde al parecer hallose enclavada en otro en otro tiempo la villa de Vivero. Otras casas secundarias fueron la de Espiñarido (ayuntamiento de Cervo, partido judicial de Vivero), cuyos señores emparentaron con los Miranda de la región de Ribadeo, habiendo sido dueños de la casa de Lieriro (parroquia de Santa María de Lieiro, ayuntamiento de Cervo) y heredaron el vínculo y la torre de Gradaille, en Valedouro, de los Bolaño y los Pedrosa; la de Magazos (ayuntamiento de Vivero); la de Covas (parroquia de San Juan de Covas, en el ayuntamiento de Vivero; la de Areamoura (parroquia de Santa María de Suegos, ayuntamiento de Viñedo, partido judicial de Vivero); la de Bravos (parroquia de Santiago de Bravos, en el ayuntamiento de Orol), cuyos moradores organizan un nuevo blasón, al arribo de los Pérez, procedentes de las tierras burgalesas de Briviesca, y que responde mas bien a los Pérez de Cora y Aguiar, como se divisa en la torre y en la Ferrería de Bravos, pues parece que aquellos castellanos les enseñaron a beneficiar las minas que dan nombre a la Ferrería, como en tantos otros lugres de Galicia. La capilla de la Torre de la Ferrería fue reedificada o construida en 1640; la Torre fue destruida por un incendio, mientras que la ferrería siguió beneficiando los yacimientos de las minas de hierro hasta la invasión napoleónica. Otra casa de los Cora fue también la casa de Valcarria (parroquia de San Esteban de Valcarria, en el ayuntamiento de Vivero). Que fue de los Cora-Salvatierra, que emparentaron con los Lama, de las Riveras del Sor: Otros del linaje levantaron sus casas en Galdo (parroquia de Santa María de Galdo, en el mismo ayuntamiento y otros en Cillero (parroquia de Santiago de Cillero, en el mismo ayuntamiento). Los Cora son antecesores de los Calvo Sotelo.

Son numerosos los individuos de este apellido que se titulan regidores de vivero y Mondoñedo, por razón de la nobleza de sus linajes; fundan capillas en Santo Domingo, de Vivero, donde ejercitan su derecho de sepultura; en Santiago de Vivero (la Encarnación y la Misericordia) y también en Santa María del Campo (capilla de las Angustias), donde existe una sepultura con estatus yacente de un personaje de este apellido. Don Bartolomé de Cora, del coto de Suegos, pleiteó por su hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid, en 1630. Sus enlaces con numerosas familias de la zona norte de Galicia son prueba harto fehaciente de su hidalguía.

El historiador de Vivero y su Concejo relata con detención los hechos sobresalientes de dos ilustres dominicos: Fray Teodoro (Cora) y Quirós (1599-1662), hijo del doctor S. Antonio de (Cora) Quirós y de D.ª Catalina Bernal, que hizo sus estudios en San Esteban de Salamanca y en la Universidad de Alcalá de Henares; apóstol de los filipinos en Tagalo, catedrático de filosofía de la Universidad de Santo Tomás de Manila, misionero en la isla de Formosa durante diez años, cautivo de los holandeses en la isla de Java, donde siguió misionando, como después de su libertad lo hizo en Macasar, en la isla de Célebes; vuelto a Manila misionó en la provincia de Bataán, fue prior del convento de Santo domingo de Manila, definidor en el Capítulo provincial de 1652, donde le encomendaron la evangelización de Tuy , en Nueva Vizcaya, donde tuvo no poco que sufrir de los indios salvajes. Otra vez en Manila, le vemos destinado a las misiones de Abucay y a la de Binondo, falleciendo santamente en Manila, el 4-XII-1662. Atendió no solamente a la salvación de las almas, sino también al cultivo de las letras, escribiendo varias obras, unas en castellano y otras en tagalo y en el idioma de la isla de Formosa, con estos títulos: Vida del alma en el Rosario, Gramática y Diccionario de la Lengua Tagala, Doctrina Cristiana, Confesonario y Catecismo a modo de diálogo.

La otra gran figura gallega y dominicana es la de Fr. Nicolás de Cora, y Montenegro, hijo de D..José de Cora y de L.ª Incolaza Montenegro. Ingresa en el convento de La Coruña, donde emite su profesión religiosa en 1763; el de San Gregorio de Valladolid, y mas tarde en el Estudio General de San Pablo, de la misma ciudad; en 1769 embarca para la misión de Filipinas, donde es nombrado catedrático de Derecho Canónigo de la Universidad de Manila, de la que llegó a ser rector y cancelario; prior del convento de santo Domingo de aquella ciudad; provincial de la Provincia del Santísimo Rosario en 1785 y comisario principal del Santo Oficio. Su muerte ocurrió en Manila, el 3-III de 1827, siendo venerada su memoria como la de un varón de gran prestigio y de un misionero santo.

ARMAS

En campo de azur (que algunas traían de plata), un árbol de sinople, del que penden cinco corazones, de gules, siendo mayor el del centro; sobre un terrasado de sinople. No faltan quienes agreguen una bordura, con varios cangrejos de río.
(Nota: En el dibujo, este autor pinta al árbol de sinople ribeteado de oro)

Atienza y Gonzalez-Doria indican: En campo de plata, un árbol de sinople, del que penden cinco corazones, de gules; armas que figuraban en la capilla de Santa Catalina, del convento de Santo Domingo de Vivero.

Los PAEZ DE CORA traían: Un castillo de oro, en campo de gules, con un brazo armado del que pende una bandera del hábito de Calatrava, con unas trébedes a modo de aspa, con fuego debajo.

Los PEREZ DE CORA de Bravos (de la Torre y de la Ferrería de Bravos): El árbol, con los corazones pendientes, mas un águila y un león.

BIBLIOGRAFIA:

- Blasones y Linajes de Galicia, por José Santiago Crespo del Pozo, O.M.. Publicaciones del Monasterio de Poyo. Volumen I, Página 313 y Volumen II, Páginas 337 y siguientes.
- Nobiliario Español, Diccionario Heráldico de Apellidos Españoles, por Julio de Atienza. Editorial Aguilar – 1959. Página 319.
- Diccionario Heráldico y Nobiliario de los Reinos de España, por Fernando González–Dória. Editorial Bitácora. Página 502.


Cortesía de D. Antonio Sánchez desde San Sebastián.


 
Anterior
Cora


Siguiente
Cora 3

 


Página especial para impresión

 
 
 
POLITICA DE PRIVACIDAD: Google utiliza empresas publicitarias asociadas para publicar anuncios cuando visita nuestro sitio web.
Es posible que estas empresas usen la información que obtienen de sus visitas a este y otros sitios web (sin incluir su nombre, dirección, dirección de correo electrónico o número de teléfono) para ofrecerle anuncios sobre productos y servicios que le resulten de interés.
Si desea obtener más información sobre esta práctica y conocer sus opciones para impedir que estas empresas usen esta información, haga clic aquí

Google



Todos los logos y marcas son marcas registradas, los comentarios son de exclusiva responsabilidad de aquellos que los publican.
Este portal ha sido construído con NPDS, un sistema de portal escrito PHP. Este software está bajo licencia GNU/GPL .