ESPAÑOL

 

ENGLISH

40 visitantes y 0 miembros conectados. Conviértase en miembro privilegiado pulsando aquí

Búsqueda de un escudo: (sin acentos ni "ñ"):
  Principal  | • | • | [Anónimo - Connexion] | • | • | Desconectar | • | • | Ayuda
Localizador
Ultimas 24 horas
Páginas vistas en las últimas 24 horas : 53 810
Actividad
Visitas desde el 24/05/2005:
53 646 389
  • Miembros : 72 798
  • Artículos : 25
  • Foros : 7
  • Sujetos : 1
  • Críticas : 49

Top 10  
Estadísticas

Nuestros dominios
- heraldicahispana.es (nuevo)
- heraldica-hispana.com
- heraldicahispana.com
- heraldicahispana.eu
- heraldicahispana.info
- heraldicahispana.net
- heraldicahispana.org
Galería de imágenes de escudos heráldicos en heraldicahispana.com
Resultados exactos o más aproximados: 6 de un total de 17072 registros.
• Entenza
• Entenza 2 • Entenza 3 • Entenza 4 • Entenza 5 • Entenza 6
     
 
 
 
© heraldicahispana.com 1995-2018
 
Entenza
 
 

 
 

Entenza

Las antiguas crónicas del reino de Aragón mencionan entre los linajes de mas alta alcurnia, por las hazañas que sus caballeros realizaron en el imperio griego de Oriente y en la reconquista de España, el nobilísimo apellido de Entenza, emparentado con los Reyes de Aragón y con familias muy principales del reino de Valencia, a donde pasó con el Rey don Jaime I “el Conquistador”.
Por el año de 1060, en los albores de la reconquista aragonesa, habitó en ls montañas de Ribagorza y de Pallás un poderoso caballero, que se llamaba.
I. Arnal Mir, hijo de Mir, o Myr, que obtuvo grandes victorias sobre los moros, ganando numerosos castillos, entre ellos el d pager, sito en los confines del antiguo Condado de Urgel. Se apoderó asimismo el citado caballero de todo el territorio comprendido entre los ríos Noguera-Pallaresa y Noguera-Ribagorzana, y desde el castillo de Santa Liciana hasta la cumbre de Monsech.
Este mismo caballero Mir, o Myr, cuyo apellido revela su origen godo, fundó en el año de 1068 la Abadía de San Pedro de Ager y era ya Señor de muchos castillos y villas en los Condados de Urgel, Pallás y Ribagorza. Se unió en matrimonio con doña Lucia, hermana de doña Almodis, Condesa de Barcelona y procrearon estos hijos:
1.º El Conde Artal Myr, que heredó a su padre, pero murió sin dejar sucesión.
2.º Othón de Pallás y Guillén, que tampoco tuvo sucesión.
3.º Valentia, esposa de Ramón, Conde de Pallás (hijo de otro conde Ramón y nieto del Conde Suniario), del que tuvo, entre otros hijos, uno, que se llamó.
a) Arnal Myr, que volveremos a citar, y
4.º Lezgardiz, que contrajo matrimonio con Ponce de Cabrera, Vizconde de Cabrera, naciendo de esta unión:
a) Guerao de Cabrera, que volveremos a nombrar, y
b) El Conde Ponce de Cabrera, Mayordomo mayor del Emperador don Alfonso VII.
Concretándonos en este lugar al linaje que ahora nos ocupa, añadiremos que el primer Arnal Myor dividió el Condado de Pállás entre sus dos hijos varones Artal y Othón, ya citados, pero como murieron sin sucesión, repartió entonces el padre sus villas y castillos entre sus nietos Arnal Myr (hijo de Valentia y de Ramón de Palläs) y Guerao de Cabrera (hijo primogénito de Lezgardiz y de Ponce de Cabrera, Vizconde de Cabrera), que heredó el Vizcondado de Ager.
Algunos de los hijos de esos nietos, sobre todo del primero, debió casar con una hija de los Señores de Entenza, que habitaban el castillo de este nombre en Ribagorza, puesto que en el sitio de Zaragoza, llevado a cabo por el Rey don Alfonso I de Aragón en el año 1118, aparece Pedro Myr de Entenza entre los Ricoshombres que acompañaban con sus huestes al citado Monarca.

Antes de pasar a resañar la Casa de Ricoshombres de Entenza queremos recoger, aunque no sea mas que a título de curiosidad, la filiación que en su “Nobiliario de Aragón”, da el Canónigo Pedro Vitales del linaje que nos ocupa. Dice así:
El linaje de Entenza desciende de
I. Vifredo, Señor del castillo de Arria, en el territorio de Conflent, en los límites del Condado de Cerdeña, y Conde de Barcelona, por los años de 850. Dejó un hijo, llamado
II. Vifredo, segundo del nombre, Conde de Barcelona, que casó con una hija de Baldovino, primer Conde de Flandes, llamada doña Guinidilda, y en ella procreó a
1.º Sinifredo, que sigue.
2.º Miguel, Conde de Barcelona.
3.º Rodolfo, Obispo de Urgel, y
4.º Vifredo, que murió envenenado.
III. El mayor, Sinifredo, fue Conde de Urgel en 922 y contrajo matrimonio con doña Richilde, de la que tuvo a
IV. Bordo, Conde de Barcelona y Urgel, que engendró a
V. Lobo, Conde de Pallás y padre de
VI. Suniario, Conde de Pallás, casado con doña Tenda (hija de Vifredo, Conde de Ribagorza), a la que hizo madre de
VII. Ramón, padre de otro
VIII. Ramón, esposo de doña Valentia (hija de Arnal Mir), en la que procreó a
1.º Arnal Mir, y
2.º Pedro Mir de Entenza, que sigue.
IX. Este Pedro Mir de Entenza acompañó en 1114 al Rey don Alfonso I de Aragón en sus salidas contra los moros y (confirmando lo que antes hemos indicado) se halló con el mismo Monarca en el sitio de Zaragoza. Hasta aquí, la filiación del Canónigo Pedro Vitales.

Entenza era un castillo que se alzaba en las montañas de Ribagorza y que venía poseyendo un reyerzuelo moro. Conquistado por los cristianos (dice una tradición, que Pedro Vitales califica de falsa, y que nosotros recogemos como mero detalle informativo), dicho reyerzuelo se convirtió al cristianismo, según afirma Pedro Tomich, y el Rey aragonés le devolvió en honor el castillo para él y sus sucesores, que desde entonces se llamaron de Entenza.
Otros cronistas dicen que lo que antecede es mera leyenda y que el castillo fue dado al caballero que mandaba las tropas asaltantes y que pertenecía al linaje catalán de Mir, a cuyo apellido añadieron el de Entenza. Sea de ello lo que quiera, lo históricamente comprobado es que los Ricoshombres poseedores del castillo de Entenza eran de los mas poderosos de Aragón en el siglo XI. Uno de ellos asistió al sitio de Barbastro, de cuyo castillo fueron Señores y de una calle entera, llamada de Fustería.
Investigaciones modernas han demostrado que, en efecto, una señora de la casa de Entenza casó con Pedro Mir, de los Condes de Pallás, y fueron padres de Pedro Mir, de Entenza, ya citado, que asistió al cerco de la ciudad de Zaragoza.
En diversos documentos del tiempo del Rey don Ramiro, “el Monje”, y en especial en los referentes al matrimonio de la Princesa doña Petronila con el Conde de Barcelona Ramón Berenguer, que dio por resultado la unión del reino de Aragón con Cataluña, aparecen los Entenza confirmando con los demás Ricoshombres en el año de 1137, entre otros, Pedro Mirón de Entenza y Gombal de Entenza, que debía ser el jefe de la familia Entenza. En el mismo año de 1137 aparece acompañando al Conde Barcelona en su viaje a Castilla Baernaldo Guillén de Entenza.
Dada la costumbre que tenían los ricoshombres, lo mismo que los Reyes, de dividir entre sus hijos sus estados, aparecen claramente tres ramas de la familia Entenza: la de Berenguer de Entenza, la de Bernardo Guillén de Entenza y la de Pedro Mir de Entenza. Solo subsistieron las dos primeras.

RAMA PRIMOGENITA
Barones de Entenza

I. Berenguer de Entenza, primer Barón de Entenza, cuyo solar radicaba en el Condado de Ribagorza, asistió con el Rey don Sancho Ramírez al sitio y toma de Barbastro en 1065, y por su valeroso comportamiento le concedió el citado Monarca el castillo de la ciudad y la Morería. Dejó varios hijos varones y hembras, pero aquí solo citaremos a
1.º Gombal de Entenza, que sigue, y
2.º Sibila de Entenza, que volveremos a nombrar.
II. Gombal de Entenza, que floreció en 1096, fue segundo Barón de Entenza, asistió al sitio de Huesca, y habiéndose perdido Basrbastro lo recuperó. Precreó a
II. Berenguer de Entenza, segundo del nombre y tercer Barón de Entenza. Nació en 1114, y procreó estos dos hijos:
1.º Berenguer de Entenza, terecero del nombre, que sigue, y
2.º Bernardo de Entenza, que creó la segunda rama
IV. El mayor, Berenguer de Entenza, tercero del nombre y cuarto Barón de Entenza, fue también Ricohombre y aparece confirmando, como testigo, una donación hecha por el Rey don Alfonso II a la iglesia del Monasterio de Roda, en el Condado de Ribagorza. Contrajo matrimonio con una hija de don Ferriz de Lizana, llamada doña Ermesenda, y dejó por hijo a
V. Bernardo de Entenza, que fue quinto Barón de Entenzay poseyó la villa, hoy ciudad, de Teruel, por merced del Rey don Alfonso II, en 1171, villa que había fundado el mismo Monarca al poblar las riberas del Guadalquivir. En el año d e1205 aparece casado este caballero con doña Ermengarda Polo (hija de Guillén Polo, caballero de solar conocido en Teruel), y de esta unión nacieron dos hijos:
1.º Berenguer de Entenza, cuarto del nombre, que sigue, y
2.º Gombal de Entenza, esposo de doña Elvira de Luesia, y ambos padres de
a) Teresa de Entenza, que, en unión de sus padres, cedió al Monasterio de Roda toda la heredad que poseía en la villa de Codo. La volveremos a citar.
VI. El mayor, Berenguer de Entenza, cuarto del nombre y sexto Barón de Entenza, acompañó con numerosos vasallos suyos al Rey don Jaime I de Aragón en la conquista del reino de Valencia y estuvo en el sitio y toma de Burriana y en el campamento establecido en el Puig. Era el segundo caudillo de las tropas combatientes, pues el primer puesto lo ocupó su pariente Bernardo Guillén de Entenza (que pertenecía a la segunda rama de este linaje), tío del Monarca; pero a la muerte de aquel tomó en 1238 el supremo mando de las huestes sitiadoras de Valencia.
Conquistada esta ciudad, el Rey le dio el gobierno de ella y la Baronía de Chiva. Se sabe que en el año d e1289 era Señor de Mora y de Falset. Casó en el mes de Mayo d e1230 con doña Guillermo de Luesia, hermana de su cuñada doña Elvira de Luesia, y procrearon estos hijos:
1.º Berenguer de Entenza, quinto del nombre, que sigue, y
2.º N. de Entenza,
VII. Berenguer de Entenza, quinto del nombre, fue séptimo Barón de Entenza y el caudillo de los almogávares aragoneses y catalanes, que marcharon a la isla de Sicilia en socorro del Rey don Fadrique: Una vez cumplida su misión, conoció a Roger de Bríndez, llamado también Roger de Flor, esforzado Capitán. El Emperador Andrónico pidió auxilio a estos dos caballeros, y reuniendo su huestes, partieron: Roger de Flor, para Constantinopla, en 1303,y al poco tiempo, Berenguer de Entenza, con 300 jinetes y 1.000 almogáraves aragoneses y catalanes para la misma antigua Bizancio, donde fue recibido por el Emperador Andrónico, que le nombró Megaduque, que era la más alta dignidad. A consecuencia del asesinato de Roger de Flor y de muchos de sus compañeros, renunció Berenguer de Entenza su dignidad de Megaduque, se fortificó con sus almogávares en Galípoli y atacó a las tropas de Andróncio, a las que derrotó. Murió asesinado por el caballero catalán Rocafort, que quiso sustituirle.

ARMAS

Las primitivas fueron: De gules, sin figura alguna.
Don Berenguer de Entenza, que asistió a la conquista del reino y ciudad de Valencia, acrecentó esas armas en el siguiente escudo partido: 1.º, de oro, y 2.º, de gules, ambos sin empresa alguna.
Al casarse doña Jusiana de Entenza con Bernardo Guillén (hijo del Señor de Montpeller y tío del Rey don Jaime I) adoptó dicho don Bernardo el apellido y las armas de Entenza, pero acrecentando también las primitiva de este linaje con las de su casa de Montpeller en el siguiente escudo cuartelado: 1.º y 4.º, de plata, con tres palos de gules, que son de Montpeller, y 2.º y 3.º, de gules, sin figuras, que son de Entenza.
Esos dos últimos escudos los ostentaron diversas ramas del linaje en Aragón y Valencia.
Además usaron en esas regiones y en Cataluña este otro: De oro, con el jefe de sable.
También trajeron algunos Entenza el siguiente: De oro, con ocho escudetes, de gules, con cuatro palos de oro, puestos en situación de orla, y bordura de azur, con cuatro bezantes de oro y cuatro campanas del mismo metal, alternando.
Finalmente diremos que las armas de Entenza fueron cuarteladas, por entronque, con las de Gombal y las de Berenguer.

Nota: Vicente de Cadenas y Vicent cita a unos Entenza, radicados en La Habana (Cuba), sin ninguna relación genealógica con los citados anteriormente y con un escudo de armas que tampoco tiene nada en común con ellos: Cuartelado: 1º y 4º, en azur, cinco lises, de oro, puestas en aspa, y 2º y 3º, en oro, un lobo pasante, de sable.

BIBLIOGRAFIA:

- Diccionario Heráldico y Genealógico de Apellidos Españoles y Americanos, por Alberto y Arturo García Carrafa. Tomo 29, Páginas 87 y siguientes.
- Nobiliario Español, Diccionario Heráldico de Apellidos Españoles, por Julio de Atienza. Editorial Aguilar – 1959. Página 354.
- Diccionario Heráldico y Nobiliario de los Reinos de España, por Fernando González–Dória. Editorial Bitácora. Página 525.
- Heraldario Español Europeo y Americano, por Vicente de Cadenas y Vicent. Editorial Hidalguía, 1994. Tomo I, Página 159.

Cortesía de D. Antonio Sánchez Sánchez


 
Anterior
Enseña


Siguiente
Entenza 2

 


Página especial para impresión

 
 
 
POLITICA DE PRIVACIDAD: Google utiliza empresas publicitarias asociadas para publicar anuncios cuando visita nuestro sitio web.
Es posible que estas empresas usen la información que obtienen de sus visitas a este y otros sitios web (sin incluir su nombre, dirección, dirección de correo electrónico o número de teléfono) para ofrecerle anuncios sobre productos y servicios que le resulten de interés.
Si desea obtener más información sobre esta práctica y conocer sus opciones para impedir que estas empresas usen esta información, haga clic aquí

Google



Todos los logos y marcas son marcas registradas, los comentarios son de exclusiva responsabilidad de aquellos que los publican.
Este portal ha sido construído con NPDS, un sistema de portal escrito PHP. Este software está bajo licencia GNU/GPL .